Contáctame Hoy: 011 1553842764
Inicio / Blog /

La culpa crea conflictos

La culpa crea conflictos

en Blog
Los comentarios están desactivados para esta entrada.

En el diccionario de la Lengua Española la palabra Culpa significa falta mas o menos grave, cometida a sabiendas y voluntariamente.
Causa, responsabilidad de una acción o suceso.
Para la psicología la culpa es una acción u omisión que genera un sentimiento de responsabilidad por un daño causado : “siento que por mi culpa mi hija sufrió demasiado”

Sabemos que cada persona tiene una historia propia y percibe el mundo de modo único e individual. La vida en sociedad es necesaria y así se aprende a tener una existencia ordenada y a causa de la culpa esa armonía se transforma en sumisión.

La culpa es un sentimiento que invade la vida demostrándonos que no somos libres y que todo lo que hagamos repercute en los demás, nos educan para depender de los otros de una forma enfermiza, así se origina un círculo vicioso de infelicidad donde la felicidad individual parece no ser importante.

¿Cuáles son los síntomas que te permiten saber que estas afectado por el sentimiento de culpa?

La culpa se manifiesta en diferentes estados que pueden ser de alegría y llantos emocionales o momentos de tristeza y dolor que te llevan al silencio y desconsuelo. También sucede que ese estado de silencio bloquea el interior de la persona sin tener poder de reacción, es decir que quedas atrapado en tu propio ser.

El sentimiento de culpa es tan fuerte porque la persona tiene miedo a ser abandonado y dificulta a la persona hacerse cargo de su propia vida. El temor al abandono se da porque toda persona precisa ser amada y aceptada en una aspiración propia de nosotros mismos.
Baja el autoestima a tal punto que el individuo cree que no merece ser amado por si mismo y por su entorno.

Si la escala de valores no es en línea con la vida que se realiza, causa conflictos personales que desembocan en tres formas de reaccionar:
1°) Nos sentimos culpables de todo lo que ha sucedido;
2°) Culpamos de todo lo que pasa a los demás;
3°) Se piensa que nadie tiene la culpa de nada, que son las circunstancias que se viven.

Cuando comenzás a vivir en un contexto flexible y conforme a tus valores, te haces cargo de tus responsabilidades y sus consecuencias.

Al tener el valor de pedir perdón y perdonarse a si mismo, la culpa desaparece iniciando una vida en coherencia con tus pensamientos, sentimientos y emociones.

Compartir este artículo

Comentarios están desactivados.